Ximerengif’s Blog

Archive for the ‘El Aborto’ Category

La palabra aborto proviene del latín abortus, que a su vez deriva del término aborior. Este concepto se utilizaba para referir lo contrario a orior, o sea, lo contrario a nacer. Por lo tanto, el aborto es la interrupción del desarrollo del feto durante el embarazo, cuando éste todavía no haya llegado a las veinte semanas. Una vez pasado ese tiempo, la terminación del embarazo antes del parto se denomina parto pretérmino.

Anuncios


Los efectos del aborto.

En la mayoría de los casos a la mujer nunca le dijeron todo lo que le podía pasar. Muchas veces, se explica el aborto como un procedimiento quirúrgico clínicamente seguro. Pero los aspectos del llamado procedimiento “seguro” pueden dejar un deterioro físico permanente, sin mencionar el potencial de problemas psicológicos crónicos.

WEBA, Mujeres explotadas por el aborto (Women Exploited by Abortion), es la voz de la experiencia. Las mujeres pertenecientes a WEBA conocen la realidad porque la han experimentado. Su objetivo es educar a todas las mujeres sobre los efectos del aborto, para que busquen una alternativa.

Las siguientes páginas enumeran los potenciales efectos físicos y psicológicos del aborto. WEBA desea que todas las mujeres los conozcan:

  • Esterilidad.
  • Abortos espontáneos.
  • Embarazos ectópicos.
  • Nacimientos de niños muertos.
  • Trastornos menstruales.
  • Hemorragia.
  • Infecciones.
  • Shock.
  • Coma.
  • Utero perforado.
  • Peritonitis.
  • Coágulos de sangre pasajeros.
  • Fiebre/sudores fríos.
  • Intenso dolor.
  • Perdida de otros órganos.
  • Llanto/suspiros.
  • Insomnio.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Agotamiento.
  • Tragar constantemente.
  • Nerviosismo.
  • Disminución de la capacidad de trabajo.
  • Vómitos.
  • Trastornos gastrointestinales.
  • Frigidez.
  • Muerte.
  • Culpabilidad.
  • Impulsos suicidas
  • Sensación de pérdida
  • Insatisfacción
  • Sentimiento de luto
  • Pesar y remordimiento
  • Retraimiento
  • Pérdida de confianza en la capacidad de tomar decisiones
  • Pérdida de autoestima
  • Preocupación por la muerte
  • Hostilidad
  • Conducta autodestructiva
  • Ira/rabia
  • Desesperación.
  • Incapacidad de valerse por sí misma
  • Deseo de recordar la fecha de la muerte
  • Preocupación con la fecha en que “debería” nacer o el mes del nacimiento.
  • aborto-imagens1

Etiquetas:

La jurista Giulia Galeotti, en su libro Historia del Aborto sostiene que se puede trazar esta historia ya que esta problemática ha estado presente, de diferentes maneras y con diferentes características, en la historia de las sociedades humanas. Reconoce que existe un “corte principal que identifica un antes y un después y que se produce en el siglo XVIII: anticipado por los descubrimientos científicos y por los conocimientos médicos del siglo XVII, se manifiesta en pleno siglo de las Luces, ratificado por las nuevas instancias que surgen de la Revolución francesa y con la decidida consolidación de los Estados nacionales. Todo esto tuvo repercusiones no sólo en la práctica del aborto, sino también en la percepción de los sujetos y de las instancias involucradas.”
Para poder desarrollar esta historia, la autora organiza el libro en una introducción y cuatro partes: 1) Cuando el aborto era una cuestión de mujeres, 2) Descubrimientos científicos y dimensión política de la natalidad, 3) El feto como término privilegiado y 4) La mujer como término privilegiado. El libro termina con una sección, tipo bonus, titulada: “Para saber más”, en donde se recomienda otra literatura relacionada para ampliar el conocimiento sobre el tema.
Siguiendo el relevamiento histórico realizado por la autora, podemos ver que en el período referido a la antigüedad, “el aborto era fundamentalmente una cuestión de mujeres, así como también lo eran la gravidez y el parto.” El feto era considerado una especie de apéndice del cuerpo de la madre, y es más, como parte de sus vísceras.
Es la doctrina cristiana quien equipara el aborto con un homicidio, pero deberán pasar varios siglos más para que se teorice y poder “localizar el momento en que ocurre la animación del feto. Entre los siglos XVII y XVIII el feto adquiere su autonomía gracias a los descubrimientos científicos, y después de 1789, ingresa en la esfera pública.”
Post Revolución Francesa, será el Estado quien decida que hay que privilegiar la vida del “futuro ciudadano, trabajador y soldado, con respecto a la de la madre”, quien será castigada con severidad por abortar.
Este planteo, según la autora, durará hasta los años 70 del pasado siglo, en donde el movimiento feminista comienza a realizar un trabajo y lucha de concientización y de barricada nuevo: la lucha por los derechos de las mujeres y su capacidad para decidir qué hacer con su cuerpo.
El libro de Giulia Galeotti, editado en Milán, Italia el año pasado, es sin duda alguna un texto insoslayable por su riqueza en datos, su lectura fina de los distintos textos científicos, la producción católica fundamentalista, y los distintos debates más actuales que han ido entramando todo el andamiaje legal, religioso e intelectual relacionado con esta historia. Sus investigaciones ayudan para poder dar un marco histórico a las elaboraciones de estrategias para seguir luchando por la obtención de la despenalización del aborto en muchos países.

aborto-imagen2

Etiquetas:

Marco teórico conceptual
Qué es
el Aborto.- Es la interrupción dolosa del proceso fisiológico del embarazo causando la muerte del producto de la concepción o feto dentro o fuera del claustro materno, viable o no.

Principales Consideraciones
La expresión
aborto deriva de la expresión latina Abortus: Ab=mal, Ortus=nacimiento, es decir parto anticipado, privación de nacimiento, nacimiento antes del tiempo.
Nuestro ordenamiento legal en el capítulo de
aborto, tutela la vida humana dependiente, es decir de aquella vida humana que no tiene la calidad de persona, es un ser concebido pero no nacido, una esperanza de vida intra uterina.
El feto no es todavía una
persona humana, pero tampoco es una cosa.
El feto solo deviene en persona con el nacimiento, por lo que su aniquilamiento no constituye
delito de homicidio.
Se entiende por
delito de aborto, aquel cometido de manera intencional, y que provoca la interrupción del embarazo, causando la muerte del embrión o feto en el claustro de la madre o logrando su expulsión.

Para la ejecución del delito se requiere:
– que
la mujer esté embarazada
– que el embrión o feto esté vivo

En caso que no se dieran los presupuestos señalados, estaríamos ante un delito imposible por la absoluta impropiedad del objeto.
Nuestro
código penal, considera al aborto terapéutico como único caso no punible.
Contempla así mismo nuestro ordenamiento dos condiciones para
el aborto:
Ética, cuando la mujer resulta embarazada como consecuencia de una violación.
– Eugenésica, cuando existe la
probabilidad que el niño nazca con graves taras físicas o psíquicas.
ass

Etiquetas: